El anhelo de eternidad ¿Es algo más que eso?

Los inicios

Segundo capítulo

por Ariadne Gallardo Figueroa 

Un diagrama ovoide, tal vez esférico, eso era lo de menos, dentro de ese dibujo estaban colocadas por secciones las notas de Ingerin Barderian; a buena distancia Galdeg Fardeg solo vio una pila de notas y algunas otras colocadas en el diagrama de laboratorio al momento que se acercaba para saludar a su amiga:

— Hola Raudek, buenos días, ya nos estamos instalando en los cubículos, ¿Hay algo que necesites decirnos, alguna instrucción?

Raudek lo miró con una sonrisa y le extendió el brazo con una nota:

— Observa y dime desde tu perspectiva qué entiendes, me interesa saberlo.

Le tomó unos segundos a Galdeg entender el contexto para  valorar esa nota, a simple vista era un mensaje romántico, de alguien que no se pensaba mucho las cosas al momento de expresarse, solo lo hacía. Desvió la mirada al pensar incluso que su amiga había perdido de alguna forma la razón ante el impacto del rechazo de Ingerin y finalmente contestó a su pregunta:

— Leeré la nota para darme una idea de lo que necesitas que encuentre:

“ Me devano los sesos pensando cómo convencer a tu alma para que jamás me olvides”

1.- Devanar una madeja para poder hacer un tejido armonioso

2.- Con ese tejido tratas de halagar a los sentidos 

3.- El sentimiento que surge de eso puede formar un recuerdo por mucho tiempo.

Raudek lo observaba con la mano apoyada en el mentón al momento que lo interrogó de nuevo:

— ¿En qué parte del diagrama colocarías esa nota?

Fardeg se rascó la cabeza con nerviosismo, sabía que ella no le explicaría que era el diagrama, de otra forma la asimilación del conocimiento quedaría explícita y eso no era lo que ella acostumbraba hacer:

— Si esto es un planificador lo pongo en la parte frontal, solamente la frase “Me devano los sesos”; el resto lo pondría en las zonas occipitales, o sea en la región donde imaginas algo.

Raudek lo miro con una afirmación y señaló:

Sabemos de la relación de Barderian con driedens y su desarrollo para extender los conocimientos, la retroalimentación en su trato con ellos se bloquea porque  Barderian tiene su Ygg en muy amplio, eso no impide que ellos penetren su Gynelib

Fardeg la miró atónito y a la vez incrédulo:

— El enamoramiento de Barderian hacia tí, despertó una respuesta referencial en la actividad conectiva de su cerebro. ¿Será conciente de todo esto?

— No tengo idea, lo que te puedo asegurar es que de haber puesto en otros ojos y mente estos mensajes, habrían quedado como una mera respuesta emocional y no formarían parte de la investigación que nos puede dar pautas para perpetuar nuestra especie.

Fardeg la miró aturdido:

— No comprendo con claridad lo que pretendes a través de una red neural

Raudek puso su mano sobre el hombro de su colega y con una seriedad total aseveró:

— Puedo segurarte que yo tampoco se a donde nos llevará todo ésto, la única certeza es que los driedens tienen la respuesta y no quieren actuar solos o simplemente no pueden hacerlo. 

La vida los colocó ante una posibilidad, podría ser equivocada, pero el equipo de Raudek Vilob nos descansaría hasta descubrirlo.

Referencias:

 Ygg en eggyano es la parte del cerebro de lo que nosotros llamamos amígdala, las personas más sociales la tienen muy desarrollada.

Gynelib, es la parte del cerebro que los terrícolas reconocen como neocortex

Emotionotopy in the human right temporo-parietal cortex Giada Lettieri 1,2, Giacomo Handjaras 1,2, Emiliano Ricciardi1 , Andrea Leo 1 , Paolo Papale 1 , Monica Betta1 , Pietro Pietrini1,3 & Luca Cecchetti 1,3*

Diseño y Dibujo con filtro de la autora: “Palabras de Barderian en manos de Fardeg”

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe