Las respuestas flotaban en el aire

Capítulo El Puente

por Ariadne Gallardo Figueroa

Al mismo tiempo que Ana Pérez Riv invocó a los maestros ascendidos a través de su raíz milenaria, mirando en lo alto, Citlali observó al firmamento oscuro, escaso de oxígeno de la superficie Lunar, fue el momento en que una ráfaga de meteoro atravesó el espacio, el aviso de algo a lo cual se enfrentarían, cuya masa y peso, aún desconocían.

De frente al espejo humeante, el báculo de la decana golpeó tres veces el suelo del recinto, al momento que articuló una frase con total contundencia:

— Ometéotl, se une a las sombras y las profundas oquedades del abismo reciben a la dualidad; unidos proclaman con energía lo que por separado jamás lograrían.

El espejo brilla intensamente e ilumina los rostros de todos los que se encuentran frente a él, su resplandor alcanza a iluminar a los miembros que del otro lado del espejo, unen sus brazos para reclamar la unidad:

Nyle es el primero en exclamar a las fuerzas de los ascendidos:

— Faites place à ceux qui ont été et seront toujours

(Abran paso a los que fueron y siempre serán)

Anón continúa con la siguiente frase:

لأولئك الذين تركوا الفردية —

(A los que dejaron la individualidad)

Le sigue Cilam:

— Oggi abbiamo bisogno della tua forza  (Hoy necesitamos su fuerza)

Norbe con entusiasmo y energía invoca:

— Vastus ripub õhus (la respuesta flota en el aire)

Aran reafirma:

— Olanlar ve olacaklar (Son los que han sido y serán)

Gylem hace una pausa y exclama con voz grave:

— Призовани се вслушват в призива (Invocados, atiendan el llamado)

Septy avanza con la siguiente invocación:

— Vandaag zoals gisteren en altijd (Hoy como ayer y siempre)

Argil suspira y evoca su reclamo:

— Siempre ha sido así, hoy volvemos a reunirnos (Sempre serà així, avui tornem a reunir-nos)

Malaki cierra el círculo vital con la frase siguiente:

— Cada uno de ustedes forma parte de un eslabón.

Desde el espejo humeante una intensa luz invade el salón y el rugido de una jaguar se escucha como un estruendo ensordecedor, al momento que Ana Pérez Riv anuncia:

— La invocación ha sido decretada permanezcan unidos, la respuesta está en el aire.

La luz del espejo se ilumina y observamos los ojos profundamente negros de la lider mística que se entrecierrran ante el impacto que reciben; ya no es el rugido del jaguar lo que se escucha, es una voz ajena,  difícil de comprender:

 ¡Arindga eggyenu, arindga eggyenu, abastalo epicenu driedense canu!

Zila, Ofelia y Mazym son los primeros en comprender exactamente de donde provienen los vocablos que escuchan desde el espejo humeante

— ¡Arindga eggyenu, arindga eggyenu, abastalo epicenu driedense canu!

Zila, Ofelia y Mazym son los primeros en comprender exactamente de donde provienen los vocablos, pero no pueden entender a quién pertenecen esas voces, la misma frase se repite como en un canto, o una especie de llamado distante que esperaba ser escuchado.

En otra parte del mundo:

Ontyl quien es el más preparado para percibir la señal se pone en contacto con Tai y pregunta:

— ¿Has notado lo mismo que yo desde este sitio, lo has percibido allá, tú o Yilia, los demás?

Tai con la mano en la nuca observa todo a su alrededor y con voz profunda señala:

— Jamás lo hubiera imaginado, definitivamente quien impulsó la creación del puente no nos dejaría solos, lo más sorprendente es la forma cómo esta sucediendo, estoy atónita.

Seamos discretos y delegemos al grupo más cercano la confirmación, ese hombre no está solo y su poder es nuestro apoyo.

Ninguno de los eggyanos sabía que no se trataba de un profesor místico, en realidad Zila solamente era parte del eslabón de una cadena de sucesos que no se detendría y que volcaría con energía un poder sin precedentes en el futuro de la humanidad.

El poder del grupo es solo un eslabón de la cadena de sucesos que pondría en la balanza el futuro de los seres vivos de la galaxia.

Photo by Tuur Tisseghem on Pexels.com

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s