Ingerin Barderian, La excepcional fortaleza de un pionero

Capítulo El Puente

Por Ariadne Gallardo Figueroa.

Emprender un viaje necesita de un motor vital, no me refiero a un viaje físico, sino a esos viajes astrales, mágicos y que son fundamentales para todo escritor.

Como mujer que escribe he tenido a lo largo de mi vida a personas que me han dado un empujón vital, puedo considerarlos fantásticos “Musos”, ayudantes que me han acompañado en espíritu en el emprendimiento de un aventura.

Siempre hay un nuevo trayecto para seguir adelante y hoy les hablaré de un ser excepcional, un eggyano que puso al servicio de la ciencia a su especial “Musa”, una persona que él conocía de forma total, a quien pudo reinventar y con todo el ánimo sostuvo viva para llevar tan lejos como le fue posible su viaje sin precedentes en la historia galáctica.

Me refiero a Ingerin Barderian, el pionero audaz:

Tai al ser descubierta por sus amigos terrestres de forma privada les explicó detalles que hasta el momento solamente entre ellos eran conocidos:

El comité por la defensa de la salud mental realizó algunos experimentos para lograr mejores resultados, en la forma cómo era posible integrarse  a nuevas civilizaciones, señaló en un momento determinado Tai:

— Hubo un pionero que  consiguió contrarrestar los desagradables síntomas en una travesía -Tai se detuvo para acomodarse y respirar profundo al tiempo que evocaba al viajero- Lo recuerdo como si fuera ayer, en la memoria de muchos intergalanaútas su imagen y enseñanzas se mantienen vivas con aprecio y cariño por muchos de nosotros, su nombre, Ingerin Barderian; este hombre decidió llevar consigo una grabación con tres frases de la persona con la cual había creado lazos de empatía y cariño, lo único que sabemos es que una de esas frases  hablaba del tiempo que tenían de conocerse, otro segmento de la grabación refería a una broma contada por esta persona, donde se hablaba de un intergilan, especie de crianza controlada que se come en salsa de pimelin y, por último la voz le deseaba suerte y le recordaba lo importante de recorrer con éxito la travesía.

El viajero Barderian, solicitó que se guardará total discreción respecto a la identidad de la persona que él amaba y las frases que le habían ayudado a sonreír durante su largo viaje, pues finalmente no podía evitar que su recorrido fuera analizado e inspeccionado en aras de la ciencia; su solicitud fue respetada, pero se logró detectar y evidenciar que la carga emotiva de aquellas palabras entrañan un secreto que alentaba a fortalecer la vitalidad del viajero.

La flotilla al mando de Algyen, tuvo noticias en sus sensores de la presencia de cambios dentro del corredor Barderian

Fue el predecesor del bioconector, cuyas modificaciones se canalizaron más adelante a un objetivo fundamental, generar empatía con el mundo huésped a partir del conocimiento de su cultura y civilización.

La solución total, es una pretensión utópica, sí perdían toda comunicación sensorial con el mundo que los había creado, fortalecido e invitado a ser profesionales valiosos para su especie, se necesitaba disciplina y disposición especial, hay que reconocer que muchos científicos de gran valor, no lo lograron.

Otro renombrado eggyano, el drieden Galdeg Fardeg, realizó varios trabajos de investigación sobre sensibilización psíquica y anímica, se puede decir que es el creador del primer prototipo del ahora conocido bio-conector. Este diminuto instrumento, parecido a un chip terrícola le llevó años de ensayo y error con  candidatos puestos a prueba.

Al respecto Tai llegó a comentar a la familia Barilli y a su amigo Braulio algunos meses después de su llegada a nuestro Planeta:

“Hasta el momento es el más valioso instrumento que la ciencia nos ha proporcionado para integrarnos a nuevos entornos”  En aquella época, el método resultó conveniente en un buen número de casos, sin embargo, hubo, como en todo, abusivos que intentaron la utilización del bio-conector con fines de otra índole, entre ellos, lograr el convencimiento de seres de otros mundos para poder sojuzgarlos al conocer sus costumbres de vida, la persuasión resultaba muy atinada para conseguir y captar territorios, conquistar fuentes de energía vitales para la sobrevivencia, incluso hacerse de recursos y armamento.

¿Por qué mencionamos a este pionero y aventurero audaz?

Sencillamente por que lo que en la Tierra se dio a conocer como el Espolón de Cefeo, para los eggyanos fue reconocido como el Corredor Barderian, en honor a este destacado científico.

Ante los hechos recientes que dieron lugar en una zona donde una estrella colapsó, muchos de sus restos tomaron el corredor Barderian como el sitio de impulso para aproximarse a nuestro Sistema Planetario que recibiría la onda de choque, como una posibilidad.

Yilia recibió la llamada de Algyen, quien en términos terrestres era la segunda flotilla de eggyanos en acercarse a la Tierra, ya que en la época que Tai llegó no fue perceptible su presencia y no se anunció como fue el caso de la flotilla comandada por su pareja de nombre Yilia.

Bajo el mando de Algyen, esta flotilla tuvo noticias en sus sensores de la presencia de cambios dentro del corredor Barderian y era necesario notificarlo:

— Estimado Yilia, estamos en problemas porque la vía de acceso ha recibido una onda de choque y esto probablemente nos retrase en el trayecto que fue programado.

Yilia sabía perfectamente que este tipo de situaciones eran usuales en los viajes de largas distancias y acotó:

— Ha sido alertada la Luna, cuya base los espera, por favor traten de contener la situación lo más posible y otro punto donde requiero de su total discreción, por favor tome nota; a cargo de los controles en la base lunar hay una mujer que espera retornar a la Tierra, ya que su bebe está creciendo en una probeta.

Sabemos de los protocolos de democracia donde todos se evalúan de forma equitativa para un rescate, sin embargo ella es posiblemente la madre de un Drieden terrícola.

Algyen totalmente sorprendido respondió al Capitán Yilia:

— La noticia Yilia es fascinante de ser esto posible, estamos en presencia de un panorama muy alentador.

— Así es, aún no tenemos constancia y validación del hecho pero las posibilidades son impresionantes. Recuerde esto por favor, no es la madre la portadora de las habilidades, sino el padre del pequeño ser en gestación de probeta hasta el momento.

Gracias por su atención Capitán Algyen, seguimos en comunicación.

— Cuente con ello, gracias por todo.

Yilia observó a Tai y ambos se miraron con preocupación, sin embargo no perdían la esperanza de que todo sería posible y rescatable gracias a las habilidades de la flotilla que pronto estaría en la base Lunar.

En ocasiones el universo conspira para que lo que debe ser resguardado de una u otra forma lo consiga.

Photo by David Kopacz on Pexels.com

Notas de la autora:

 Información descrita en la Novela Galaxia de Cristal de Ariadne Gallardo Figueroa , capítulo 4° Amigos y Reencuentros, subtítulo: Ingerin Barderian, el pionero.

Pimelin eggyano es una especie de manzana, lo más parecido a esta fruta en la Tierra.

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe