A manera de epílogo

Tal como señalé  al final del anterior post: 

Podemos imaginar lo que sigue, basta con ir a los libros de historia y localizarlos desde las diferentes perspectivas con las cuales contamos, matizarlas con ideología o inclinación teológica.”

En consecuencia analicemos:

Nos damos cuenta que somos a partir de aquello que encarnamos, lo queramos o no. Existimos a través de los personajes que interpretamos o representamos; lo que somos y su alcance no se limita a un cuerpo, tampoco a una vida, somos lo que dispersamos al universo.

Alphecca

Antes de alejarme de aquel maravilloso escenario donde pude observar un fascinante globo azul  y finalmente  dirigirse a la estrella más cálida y llamativa de la corona borealis, escuché a Mikael dirigirse a su entrañable amiga Sol:

< No podemos hablar de desenlaces, cuando apenas el entusiasmo del reencuentro ha comenzado. Iluminemos a los que son capaces de relatar con viveza las situaciones que van más allá de teologías, estructuras, la energía de la vida tiene sus propias reglas. >

Quiero dar las gracias a todos los que me inspiraron para escribir estos dos libros, pronto presentaré el segundo y posiblemente le agregue algunos datos que no han quedado en esta herramienta inspiradora. 

Gracias a todos los lectores, a Jordi que tal parece no se perdió un solo post y a todos los que sin ser su idioma se valieron del traductor para seguirme.

Mi Travesía en Alas de un Libro sigue y pronto nos encontraremos con la historia que tengo pendiente para darle el tratamiento que necesita.

Nota de la autora: Acerca de Alphecca:

Esta estrella aparece en as Geórgicas de Virgilio como Gnosia (Stella Coronae) , otro nombre con el que se la designa. Recuerda a este astro como la estrella de Ariadna, haciendo referencia al origen de esta última 

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe