Los tres espacios contemplados en un mismo tiempo

Aun se escuchaba silbar el viento en las colinas, descendiendo por los valles y aturdiendo el canto de los pájaros al arremeter cruzando montañas en  la vastedad del horizonte que Mantis solo podía imaginar sin conocerlo y sin haberlo visto jamás.

Trató de observar el reflejo de la Luna, su compañera de tantos secretos develados desde su juventud, se dio cuenta que ambas, tanto la mujer que acompañaba a  la poderosa hechicera, como ella, sostenían un soliloquio que se antojaba eterno con Fengári (Φεγγάρι), que a su vez era la señora de todas las noches para las mujeres del Norte, pero esto no lo sabría hasta encontrarse, de llegar a hacerlo, con las hechiceras que viajaban hacia ella.

Con un hondo suspiro Mantis se preguntó:

<¿Cuál será tu nombre querida aliada?>

En el valle helado comenzaron a caminar Fuego y Luna, ésta última se sentía agradecida, al volver la vista a atrás observó como el árbol que le había ofrecido aquellos jugosos frutos, retornaba a su estado natural en esa época del año.

El árbol de los frutos jugosos volvió a su estado natural al retirarse Fuego y Luna de su espacio

— ¡Fuego a tu lado siempre estaré protegida y alimentada de forma adecuada, eres un gran compañero! Me siento feliz de haber logrado que nuestras fortalezas de igual forma le ayudarán a Sierpe y la vida de aquellos a quienes sigue.

Sonriente camino al lado del zorro al encuentro de nuevos momentos y felices logros.

Para Sie las cosas no serían del todo fáciles, pero aquel que protege a otros no puede ser visto con odio, al contrario. Al ser alertados por ella para prepararse y escapar la gente se sintió confundida, temerosa de lo que en realidad estaba sucediendo, montaron en los carros de madera y se desviaron por el sitio que no se encontraba bajo la bruma espesa y siniestra que se había levantado de la nada para cegar a  los agresores.

Tenían que llegar hasta donde estaba el hombre que les facilitaría una embarcación para cruzar el Mar Siniestro. Algunos discutían si no habían sido presas de una emboscada y ese hombre estaba de acuerdo con los atacantes, la incertidumbre crecía y las mujeres se cubrían el rostro al pasar junto a Sie, quien por sugerencia de Amin permanecía en silencio.

Abu se acercó a la pareja y agradeció por la vida de su pueblo:

سحرك ليس من علاء ، ولكن لا يوجد فيه شر ، يكون شكري وامتناني من شعبي نورا لك.

(No es de Ala tu magia, pero no hay maldad en ella, sea en su nombre mi gratitud y la de mi pueblo, una luz para ustedes)

El mundo continuaría entregando secretos a las hechiceras que en su paso por el mundo crearían alianzas y fortalezas únicas, muchas de ellas se perderían con el paso de los siglos, pero siempre estarán sus voces resonando en las  mentes de aquellos que sabemos escuchar.

Fotografía del Dr. Luca Sorriso- Valvo cuya residencia actual es Suecia.

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe