Se pertenecen por destino

La caravana donde viajaban Amin y Sie, se acercaba cada vez más al mar inhóspito y oscuro que se tragaba la vida sin permitir su búsqueda, el que caía ahí, no tenía esperanza de retorno, era asfixiado por sus profundidades.

El Mar Negro en la antigüedad era conocido como Mar inhóspito

Con cierta periodicidad ellos se detenían para orar y clamar por la benevolencia de Alá en este trayecto donde las dificultades aparecen en cualquier parte, los salvajes podían atacarlos y sus vidas no quedarían registradas en ningún sitio para venerar su pasaje al mundo de las almas. No estaría presente un Imam para rezar por ellos y eso resultaba doloroso. 

De improviso,  ante  el venerable Abu, el más anciano de la caravana, se congregaron varias mujeres y hombres para reclamar por la presencia de Sie, en quien no veían asomo de respeto por el rezo, ese clamor tan necesario para cruzar el peligroso pasaje.

Amin, tomó por el hombro a Sie y se agachó hacia ella para traducirle lo que estaba sucediendo:

— Reclaman a Abu que no te ven inclinada a los rezos para pedir ayuda a Alá en este tramo de peligro. Abu les dice que tu unión al grupo se debe al destino que se ha marcado en el cielo.

Sie, solamente seguía con atención las palabras de Amin sin decir absolutamente nada, hasta el momento que Amín añadió:

— Ella le pertenece a Amin

Su mirada encendida miró a su pareja con un reclamo que no tenía que ser traducido con palabras. Amin respondió:

— La fidelidad es algo de lo que no eres responsable y se fundamenta en los que sientes, de esa forma se crea  o se diluye un vínculo, en tal sentido ambos nos pertenecemos por que así lo decidimos.

— Sie recuperó la confianza en sí misma y se alegró al escuchar las sabias palabras de su amado. De pronto la voz de Abu se alzó entre el grupo de personas que continuaban con el reclamo y el anciano exclamó, levantando su mano con vigorosa y rotunda energía:

هو الآلة وهي متلقية لشيء يهرب مما هو معروف الآن ، لن تنكسر رباطها بيد الإنسان

(Él es el instrumento y ella el recipiente de algo que escapa a lo ahora conocido, su lazo no será quebrado por mano humana)

Cuando Amin tradujo las palabras del anciano a Sie, ella comprendió que su tarea estaba logrando el objetivo propuesto, aparecían los aliados, gente sabia e intuitiva que entendía el valor que ellos compartían en medio de un mundo cuyas complicaciones empezaban a hacerse presentes. Muchas de ellas sombrías y desgarradoras.

Los oídos de Sie estaban alertas a todo ruido ajeno al grupo, al menor atisbo de peligro, ella sabía perfectamente lo que tenía que hacer. Recordó las palabras de su amada hermana Sol cuando les dijo: “Sean cautas, sigilosas”, a lo cual agregó para sí:

< Pero valientes para responder como solo nosotras sabemos ante lo inminente>

Photo by Matt Hardy on Pexels.com

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe