Eludir con astucia los obstáculos, habilidad de Sierpe

Sierpe tenía la tarea más compleja de todas, atravesaría un mar gélido e impetuoso, ella sabía perfectamente que aquellos  que lo nombraban Östersjön, deseaban que todos los poblados cercanos a ese inmenso sitio, aceptaran ese nombre por igual; calladamente se sembraba la idea entre pequeños grupos y aldeas. Pero no era así,  la permanencia a un sitio les daba la dignidad de nombrarlo de otra manera, la de su propia cultura, un vasto sitio para todos aquellos que vivían de su riqueza marina y les ofrecía la facilidad para moverse sobre la piel del bravío y portentoso Östersjön, Ostsee, Itämeri o Läänemeri.

Para ella era  Austmarr, tal como les había enseñado su maestro cuando las sentaba a todas delante de una fogata para contarles historias y aventuras de sus viajes por el lago del Este, (Austmarr). Con sorpresa intuyó que seguramente ahora él se dirigía por Gandvik, el mismo lago convertido en la bahía hacia el mar, para perderse  y olvidar  todo lo doloroso que vivieron, donde faltó poco para que perdieran la vida.

Recordaba con alegría cuando congregadas a las afueras de aquella cueva Sol, la nombró para liderar un viaje a solas: “¡Serás una sierpe de otra estirpe!”

Todas las hechiceras sabían de su habilidad para eludir obstáculos y llegar al objetivo mirándolo de frente, también sabían de su terquedad y explosivo mal genio cuando reconocía que a alguien le tenía que decir algo, no se andaba por las ramas, le miraba de frente hasta dejarlo inmovil y todos a su alrededor clamaban a Odín por que no se le ocurriera abrir la boca, ya que sabían que con pocas palabras le partiría el alma en trozos al sujeto en cuestión y encima le haría recogerlos uno a uno para reconstruirlos de una forma aceptable.

Para su cultura la representación de las serpientes significaba el más alto rango de sabiduría y ella lo tenía, con facilidad aprendía lenguas y podía construir argucias para salirse con la suya de una forma muy sorprendente. 

Nota de la autora: Después llegarían otros pueblos y le darían a la serpiente un rango degradado y atroz. Verían el pecado y la vileza en todas ellas y además lo harían creer como verdad inmutable al momento de adoctrinar poblados enteros.

Fotografía De SeaWiFS Project, NASA/Goddard Space Flight Center, and ORBIMAGE –

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe