Renacer de las cenizas, con el poder del fuego protector

Sol y Luna, deciden seguir la ruta del río que las llevaría hasta un sitio donde la tierra ya no sería visible, se habían quedado dormidas dentro de una pequeña formación rocosa que las abriga del frío que comenzaba a hacerse cada vez más insoportable. Luna con precaución tomó la mano de su hermana y le preguntó:

— Sol, ¿Me puedes decir que te dijo el alquimista que yo no supiera o no es posible? 

— ¿Qué recuerdas? En realidad hubo momentos de gran presión con ese monstruo que nos intentó controlar, definitivamente creo que en situaciones como esa, reaccionamos bien, eso es fabuloso.

— El alquimista dijo que conocía tu otro nombre, eso no lo entendí, nosotras no tenemos nombres como los habitantes de las aldeas que incluso se ponen un segundo nombre que refiere a la actividad productiva de la familia, no es nuestro caso.

Sol la miró reflexiva y asentó con la cabeza:

— Ciertamente, Luna, marcar a Balar con mi fuego le dio a conocer a la magia oscura que es vulnerable a la fuerza que somos. De la misma forma que encendí  el campo para rescatar el alma de una de nosotras, ese campo se restablecerá con mucha más fortaleza y su terreno será aún más fértil.

Ese campo se restablecerá con mucha más fortaleza y su terreno será aún más fértil.

Ese fuego unido a cada una de las fuerzas mágicas que somos, nos brindó el poder para crear un lenguaje propio y adivinatorio a través de las runas, nos otorgó trascendencia, unidad y permanencia.

El fuego mal empleado es el más avasallador de los peligros, usado con mesura e inteligencia es un aliado, nos ayuda a renacer de las cenizas y motivar a la vida a extenderse. En nuestro caso vamos en busca de todos aquellos que han decidido no dejarse vencer por la lanza y la fuerza, que han optado por  iluminar con inteligencia lo que vamos a legar a los que vengan después.  

Luna, sonrió a su hermana, y exclamó:

— Cada una de nosotras va a encontrar ese momento donde la magia nos señale la fuerza  que somos. 

Photo by Rachel Claire on Pexels.com

Fe de erratas: Corregido.

Publicado por

Ariadne Gallardo Figueroa

Escribir es una de las actividades creativas más fascinantes que existe, indagar lo caminos de diferentes versiones, encontrar motivos para acrecentar el cauce de un relato y motivar a la lectura, es una gran motivación para todo el que escribe