Hoy, solo observo…

Esas horas de calma que nos permiten detenernos y observar la vida que nos rodea son una excelente motivación para escribir, describir y vivir algo distinto en la rutina diaria.

Observo el mundo cercano

Observar a la gente con prisa en sus autos, con destinos definidos y tareas por cumplir, todos estamos inmersos en diferentes actividades, todos tenemos ideales y cada uno desde su perspectiva vive ese instante.

En lo personal me alegro de que la luna nueva nos invada con ese deseo de cultivar algo nuevo, de nacer cada día con plena certeza que lo mejor se presenta cada día y estamos en el momento exacto para cumplir con tareas que nos enamoran, nos revitalizan y en las cuales creemos con plena sinceridad.

Hoy observó un brote que pronto será una rama frondosa y la vida de cada uno de nosotros es eso, un recomenzar para lograr el mejor momento y el más floreciente.

La gente cruza a mi lado, dialogan con sus compañeros de paseo, llevan cubre-bocas nos estamos acostumbrado a esa nueva realidad, algunos se distraen con los celulares acordando citas o dejándolas para otra ocasión, un hombre increpa a su amigo por el tiempo que se ha quedado esperándolo en esa cafetería que está prácticamente vacía.

A lo lejos viene mi vecino con su pequeño perro es la hora del paseo vespertino y nos saludamos con alegría, cuando el dialogo parece dirigirse a los agobios de la pandemía, argumento prisa y me retiro, no estoy para lo negativo, hoy no va conmigo y decido emprender el camino donde bulle la vida y mi alegría va en crescendo.

#everydayinspiration

Publicado por

Ariadne Gallardo

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe