El bisturí del escritor

Es muy probable que nadie considere que los escritores usamos este instrumento, mucho menos que somos hábiles con el, simplemente es una analogía traviesa que nos señala un posible talento ante el lector, lograr por ejemplo hacer disecciones elegantes en su sinapsis para ahondar en sus pensamientos, análisis minucioso y a detalle de lo que vamos escribiendo y queda en la mente del que nos lee, si suena un tanto arrogante, pero eso definitivamente no es la intención.

Observar y analizar que hay dentro de un amplio escenario de posibilidades y elegir aquellas que nos nutren, nos dan vida y que podemos proyectar con el anhelo de que los otros sientan lo que les mueve a ellos.

Lograr disecciones elegantes en su sinapsis

La humanidad siempre ha tenido pensadores y pensantes, su camino es azaroso en la medida que dejamos de escuchar y orientarnos con la parte más noble de nosotros como humanos, para nadie es ajeno que la violencia y la venganza son sentimientos reales en un mundo que alimenta sus instintos y su necesidad de imponerse ante el dolor, la intolerancia y la discriminación.

Si acaso el que escribe logra con su habilidad decantar, extirpar, separar los tejidos dañados del cuerpo social que los sigue, habremos logrado un pequeño espacio de esperanza, ha sucedido a través de la historia de la humanidad, es algo que incluso alabamos y premiamos, sin embargo un ingrediente siempre separa la razón de la intolerancia y el proceso que invade como una tumoración el talento libre del ser, vuelve a caer en garras del odio y la sinrazón.

¿Sientes que no escaparemos a eso, hay algo que necesitamos como especie y hemos olvidado, acaso es ilusorio el solo hecho de imaginar un mundo diferente?

Publicado por

Ariadne Gallardo

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe