La sorpresiva reacción del universo

Cada uno de nosotros lleva un universo dentro, nadie escapa a las reacciones que nos permite percibir el interior que somos, el mundo se pierde, se transforma y nos da una visión muy personal e íntima si lo visualizamos desde el universo de nuestras ideas. De esta forma captamos un modo de pensamiento en los seres que nos rodean, pero jamás logramos penetrar en sus personales sueños y deseos, pero a veces sucede…

La vida de un encantamiento no es para siempre

No hace falta ser premonitorios, tampoco adivinadores, nos alienta la gloriosa magia de crear un cambio, de enamorar un espacio y controlar los sentidos del interlocutor que nos observa; de esa forma captamos sus ideales pero no sus sueños con la claridad que deseamos hasta que somos invitados a navegar en sus propios encantamientos, sus más impensables sentimientos.

Pocas veces conseguimos anticiparnos a sus decisiones, reconocer que estamos habitando dos espacios alternos, el universo nuestro y ese al que fuimos invitados por un tiempo limitado, habrá quien decida que o es posible permanecer en dos espacios por mucho tiempo y seguramente tenga razón, la vida de un encantamiento no es para siempre, no se presenta de la misma forma para todos.

La interferencia de terceros, obligaciones creadas, nuestros valores e instintos van delineando el sitio al cual pertenecemos, nos volvemos a lo nuestro con gran facilidad , con la energía de ser lo que somos y no lo que quisiéramos controlar, el otro universo jamás será un terreno para nosotros, la invitación se desvanece y solo podemos asegurarnos de nuestra unicidad.

Publicado por

Ariadne Gallardo

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe