Vientos de Agua

Compositos Emilio Kauderer

Vientos de agua repasa las vivencias de la Familia Olaya, a través de la historia del siglo XX y que refleja el fenómeno de la emigración masiva de europeos a Argentina en la primera parte del siglo. Así como la llegada de emigrantes a España procedentes de distintas partes del mundo. Vientos de agua es una serie de televisión argentino-española que narra el fenómeno de la inmigración a través del exilio de un asturiano hacia Argentina, en el año 1934, huyendo de conflictos políticos.

Héctor Alterio, en una escena de la serie Vientos de agua.

Este Drama televisivo creado por Juan José Campanella es un magistral trabajo de edición, un juego de dramatismo y situaciones maravillosas que nos pone al borde de las lágrimas , lo mismo que de la alegría, su trabajo es excepcional y juega con dos historias una en el pasado y otra en el presente; ambas historias cuentan algo que une a los personajes, solo por la memoria y añoranza de un hombre que se vio forzado por las circunstancia a perder para siempre su nombre de pila, su patria y vivencias que se fueron por caminos insospechados y quedaron como cicatrices en el alma de Andrés.

Una historia cautivadora que nos invita a recorrer los caminos que hemos vivido de cerca, que hemos aprendido y olvidado
Juan José Campanella nació en Buenos Aires el 19 de julio del año 1959

La serie fue creada por el cineasta argentino Juan José Campanella quien halló inspiración para la historia en sus familiares emigrantes. Eduardo Blanco, quien protagoniza la serie también afirmó: «Se trata de una historia que, desgraciadamente, no es propia. Yo mismo tengo un tío nacido en Galicia que hace 50 años se vino a Argentina con una mano delante y otra detrás, y que, tras la crisis, y con más de setenta años, se ha tenido que volver a España con una mano delante y otra detrás»

Publicado por

Ariadne Gallardo

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe