Erich Fromm inmortal y decididamente certero

Una de sus frases más elocuentes:

“Amor significa comprometerse sin garantía, entregarse completamente con la esperanza de que nuestro amor 
produzca amor en la persona amada. El amor es un acto de fe, y quien es de poca fe es también de poco amor.”




Erich Fromm deseaba una sociedad en la que el alma estuviera espiritualmente bien dispuesta: Consideraba que la persona espiritualmente sana es productiva y no alienada, que se asocia amorosamente con el mundo y usa su razón para captar objetivamente la realidad; quien se experimenta a sí mismo como una unidad individual única y al mismo tiempo se siente uno con sus semejantes.

Pensar en el ser humano como espiritualidad y alegría por la vida y reconocer en sus obra a un observador de los humanos crítico y analítico, hoy le entregamos un pequeño homenaje al filosofo y psicólogo social más afamado por ciertos circulos, afortunados los que conocen su obra, definitivo.





Publicado por

Ariadne Gallardo

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe