El borrador nos hace enloquecer y a veces lo logra

Nada es pura imaginación, el esquema es una necesidad, los recuerdos temporales, la exactitud  de los tiempos, aquellos parentescos que nos encontramos relacionando. Incluso el personaje que debía morir antes del cuarto capítulo, no puede quedar inútil  antes de dejar huella en la historia; entonces la prueba de imprenta se lleva las palmas, los rayones y el desaliento de aquello que creías ya estaba listo.