De repente sucede…

De repente vuelve un recuerdo que pensamos no existía mas en nuestra memoria, un anhelo que se había esfumado le da sentido al nuevo día y la vida puede ser lo que pretendimos años atrás… Si vamos con otro relato que inicie con algo que se nos había perdido o creíamos perdido…

¿Cuántas veces avanzamos por la vida a la espera de que suceda lo que nos gustaría o aquello que hemos soñado?

Nada nos prepara para sorprendernos ante el atisbo de la premonición, tampoco para el reconocimiento de la caída libre en el manto de la realidad, pero ahí vamos viviendo y respirando a diario a la espera de los signos que nos den aliento para seguir avanzando.

¿Qué es aquello que nos agrada y que con actitudes y algunos comentarios vamos buscando en nuestro paso por la vida?

Muchos mensajes recibimos de la vida para ponerla en nuestra manos y moldearla como si fuera arcilla, aún cuando al menor intento de forzar las cosas esta se resquebraje y convierta en añicos…

Pero ahí vamos con la mente en alto a toparnos con la  aventura de vivir nuevamente, de sentir y dolernos del tiempo y sus estragos en las esperanza convertida en planes y proyectos que en buena medida no podremos concretar.

¿Qué les has pedido a tu destino esta noche?

Publicado por

Ariadne Gallardo

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe