Alguna suerte de galería de los detalles que nos agradan al encontrar un espacio de libros..

Siempre que una obra nos lleve de la mano por el ojo de una cerradura, por la montaña más alta, o las ciudades cargadas de direcciones y tiendas donde sus voces nos hablan de recuerdos, estamos ante la idea de poder formar parte de la  magia.

No todos los hogares se pueden dar el lujo de un espacio para la lectura, pero todos los hogares pueden tener lectores en busca de espacios…
Es estante más humilde puede iluminar la imaginación más pobre y perdurar acrecentando la riqueza de sus horizontes, logrando que el que lee, se convierta en un ser especialmente rico en imaginación y destreza literaria, de igual forma en un destacado amante de la ortografía y la buena dicción, ¿lo crees?

Publicado por

Ariadne Gallardo

Estar en el momento del comentario y poder reaccionar es parte del encanto de escribir, indagar lo caminos de diferentes versiones y motivar a la lectura, es el regalo de todo el que escribe